Vecinos y visitantes disfrutarán este domingo de una fiesta única en el mundo, declarada recientemente ‘Bien de Interés Cultural’

Este fin de semana, en Porzuna se vive una de las citas más importantes en el calendario festivo de la localidad, el Corpus Christi, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional y recientemente Bien de Interés Cultural. 

El domingo 18 de junio, en torno a las siete y media de la tarde cuando finalice la eucaristía, dará comienzo en Porzuna una de las procesiones más singulares de España. Doce danzantes, representando a los doce apóstoles y ataviados con sus vestimentas típicas, recorrerán las principales calles de la localidad caminando de espaldas para no dar nunca la espalda a la Sagrada Forma. 

La Danza del Corpus es una danza tradicional que pasa de padres a hijos y que algunos estudios sitúan en la Edad Media. El alcalde porzuniego, Carlos Jesús Villajos, ha asegurado que “con la celebración de esta fiesta queremos defender su importancia y grandeza, así como el valor histórico y cultural de la Danza del Corpus”. Además, ha animado a los vecinos y personas de poblaciones cercanas a participar en esta tradición única en el mundo.

El día de la celebración del Corpus Christi comenzará a las cinco y media de la madrugada con la elaboración de las alfombras de serrín y sal que decorarán las calles que más tarde recorrerá la procesión. Se trata de una de las imágenes más tradicionales de la localidad y que llena de color las calles del municipio. La rondalla, a las once de la mañana de ese mismo día, se desplazará hasta los alrededores de la iglesia de San Sebastián para cantar los tradicionales ‘Buenos días’ al párroco del templo y al alcalde porzuniego. A continuación, en torno a las doce de la mañana, se repartirá limonada entre todos los asistentes.